Ir al contenido principal

Tuve que...

Es como si fuera una  parte de mi tiempo, que camina como una sombra errantes tras mis pasos. Su mirada quedó grabada en mi mente sanando mis alas heridas. Presencia que se quedó marcada aunque no estés...
No esperaba tener esta sensación de plenitud en mi alma, fue como un regalo del cielo, una prueba de que aún estoy viva. Incrédula del amor, el amor me sorprendió. Manejando mis tiempos, mis poner un límite a todo, buscando los pro y las contras a cada situación. Encerrada en mi mundo, controlando mi aorta para que no bombee más de lo que debía venía viviendo.
La prueba era esta, volver amar… ¿era posible? ¿Existía la persona en este mundo que explotara todos mis sentidos? ¿Por la cual fuera capaz de todo amándome y siendo feliz y respetando que ese ser sea libre y feliz?
En fin como una broma del universo, encontré ese ser perfecto. Entre silencios, miradas, respiraciones, llanto, risa, me fui encontrando conmigo y se me fue abriendo un mundo mágico a su lado. Se me cayeron todos los muros, se me fue el miedo y la desconfianza.
No sabía lo que sentía, porque nunca lo había sentido… hasta ahora eran solamente caprichos, enamoramientos de un micro-tiempo con pasiones y egoísmos.
Mi pasado muy marcado en mi vida, como un fantasma gris que todavía hoy me persigue y me castiga. No permitiendo valorar mi persona hermosa, con miles de defectos pero hermosa al fin. Muchas veces me limitan y limitaron por  el simple hecho de no creer en mí misma.
Viviendo un tiempo de muchos NO, de muchos fracasos, muchas condiciones y limitaciones. de reprimir y condicionar mi vida a la mirada externa y dando poder a mi fantasma interno venía viviendo.
Involucrandome con personas tóxicas, volviéndome yo cada dia mas toxica. Saliendo de mi eje a un punto que llegué a sentirme una extraña en mi cuerpo. Los sentimientos, siempre muy artificiales sin demasiado compromiso. ¿para qué si siempre todo termina igual?
En fin… cansada de todo eso empecé a buscarme a mi misma, a conocerme y empezar a respetarme… tarea nada fácil. Lo que me hizo cuestionar muchas cosas de mi vida y mi forma de mostrarme.
Coleccione mil herramientas para poder conectar con mi ser, de las más diversas desde terapia a meditación, desde yoga a percusión. Todo con el fin de espantar de mi esencia todo eso tóxico residual que se me había pegado y aún quedan rastros. Proceso de reconstrucción, tarea en la cual aún hoy seguimos trabajando.
Es una realidad que para poder amar sinceramente primero uno tiene que estar entero, para poder dar sin esperar nada a cambio, porque en definitiva de eso se trata el amor. Eso es lo que pude aprender en lo poco que llevo viviendo  equivocada.
Es una mentira absoluta que puede existir amor en una relación donde uno quiera mandar, condicionar, reprimir,  manipular, menospreciar, subestimar, exigir que el otro sienta exactamente lo mismo, controlar, ser agresivo verbalmente, y después arreglar todo con un simple te amo… esas son las cosas que me hicieron aborrecer la palabra te amo.
Cuando pude aceptarme y darme cuenta que mi amor era incondicional para mi persona, que ya finalmente puede distinguir cuando algo me hace mal, que reconocí cuales son mis límites y pude empezar a poner límites, comencé a sentir diferente. Tuve que aprender a vaciarme, aceptarme, a poner en práctica todas esas herramientas guardadas. Tuve que enojarme con el mundo y exteriorizar, sacarlo de mi dejar de fingir esa perfecta armonía cuando todo era un caos. Tuve que mirarme al espejo enojarme conmigo, llorar, patalear, romperme en mil pedazos y volver a empezar. Tuve que hacerme cargo de todas las situaciones de mi vida que no me hacía cargo y empezar accionar.

escucha siempre a tu corazon
Así creo que fue como aprendi amar realmente amar… y hoy puedo comenzar a dar todo de mi sin esperar salvadores, sin esperar personas que me reconstruyan, que me completen porque se que estoy completa… así puedo amar a un ser totalmente opuesto a mi entero con miles de defectos al igual que yo pero entero… reconstruyéndose a base de sus sueños. y como hay amor, no hay tiempo, no hay distancias sólo hay amor y necesidad de ver brillar a ese ser de la misma forma que yo pretendo brillar.

Comentarios

  1. "Es una realidad que para poder amar sinceramente primero uno tiene que estar entero, para poder dar sin esperar nada a cambio, porque en definitiva de eso se trata el amor."

    Y con eso lo dijiste todo.
    Gracias por pasar por mi blog, me hizo llegar al tuyo y leer esto fue como reflejarme en un lago.
    Siempre se puede salir adelante con todo, si uno se lo propone.
    Este desconocido te agracede estas palabras que brindas al mundo desde un simple espacio web.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

cuestionamientos

Me gustaría saber que piensan o como hacen las personas para manejarse con total indiferencia ante diferentes situaciones. Mantenerse al margen de miles de cuestiones que nos afectan a todos los individuos por igual. No quiero vivir en la queja constante de todo lo que me molesta, pero hay cosas que son básicas... lo que es injusto es injusto para todos.  El otro día pensaba ¿cuánto vale la vida humana? día a día  me hago esa serie de cuestionamientos que no se si son muy felices, productivos o contribuyen de algo. Vivimos en una sociedad donde hacer daño al otro es totalmente valido, donde reina el prejuicio y la intolerancia... y sincerándome me pongo intolerante. La competencia, la ambición, el ego destruyen todo vinculo sano entre los humanos, ¿joder al otro te hace mejor? ¿Y cuándo te joden a vos, no te duele? ojo por ojo diente por diente... esa es la ley primera de nuestra sucia sociedad. Alguien me dijo, tu problema es que sos demasiado buena… y no sé si eso es tan así, todos tene…

Para que?

¿Para qué?
¿Para qué preguntar como estas? ¿Cómo te sentís? ¿Qué puedo hacer por vos? Si vos misma no te haces esas preguntas, no sabes como estas, como te sentís y no haces nada por vos. Para que, si del otro lado vas recibís respuestas secas, sin ganas y con desgano como si le estuvieras preguntando si mato a alguien, si cometió un pecado original o la pregunta más incomoda del mundo.
De que te sirve preocuparte si el otro comió,  está limpio, como le fue si del otro lado la indiferencia es atroz. De que te sirve planificar una salida, una charla, mirar una película o solamente estar en silencio si seguramente tiene planes más interesantes en los cuales no estás incluida.
 Vas gastando tus horas, tus días, tu vida de tras de algo que nunca será y estás perdiendo tiempo no ocupándote de algo que si es… que sos vos, porque te volviste a creer toda esa mierda que vive en tu cabeza… que no vales nada, que solo sos una cosa y solo servís para coger (bue a veces sentís que no servís ni p…

Aceptacion

Hay veces que caminamos por lugares extraños en nuestros sentimientos, y nos metemos en una caverna tan oscura que nuestra luz nos proyecta imágenes que nos terminan dando miedo.
Hay veces que subimos tan tan alto sin darnos cuenta que nadie nos seguía y cuando nos damos cuenta solo escuchamos el eco de nuestra voz. 
Entre la oscuridad y el eco, nos aturdimos de nosotros mismos y comenzamos a encerrarnos creyendo esas imágenes que se proyectan. 
Hay veces nos llenamos de basura, nos aislamos del mundo, nos creemos que no somos importantes porque damos el poder de hacernos sentir bien o mal a otras personas. Olvidándonos que nosotros somos lo más importante que tenemos en esta vida, que es nuestra y solo depende de nosotros. 


Aceptar todo eso que nos incomoda y no nos está permitiendo avanzar, es la mejor forma de despejar toda esa película tenebrosa que aparece en la cabeza, que solo vos la ves y que solo vos sabes que es lo que te hace sentir... porque se repiten secuencias de tu vida qu…